Entorno a la Falsa Prosperidad


Es un buen negocio invertir en el banco celestial, pero no para el que da sino para el que recibe. ¿Qué pasa? ¿Sin dinero no hay fe, salvación, espiritualidad, amor y perdón?

La contradicción de prometer prosperidad material y bienestar a cambio de los recursos personales, tiempo, esfuerzo y dinero. ¿Si es Dios rico necesita hacerse más rico con cosas banales y superficiales como el dinero o bienes materiales?

Gustav Dix

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 802 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: