El reduccionismo de la Iglesia *


por Angel Monzón

En Frienship empezamos una serie de simposios sobre el tema ¿Qué es ser iglesia? Esto, para que podamos entender que el ser iglesiaes más que lo que nos han enseñado.

A nivel popular la gente tiene un concepto de qué es ser iglesia. Si uno pregunta a su vecino ¿qué es ser cristiano o qué es ser iglesia? Probablemente responderían son los que: 1.  No beben; 2.  No bailan; 3.  No fuman; 4.  No hacen, etc.

En la Iglesia tradicional el concepto es viejo. Haciendo un poco de historia podemos ver que durante la Reforma protestante se debatió mucho sobre qué es la Iglesia y de allí salieron algunos distintivos que redujeron el trabajo de la iglesia.

Se dijo durante la reforma que la iglesia era para: 1.  Predicación fiel de la Palabra de Dios; 2.  Administración fiel de los sacramentos (Bautismo y Santa Cena); 3.  Aplicación de la disciplina eclesiástica

Con este pensamiento entendemos que la iglesia es para que: 1.  Yo reciba la Palabra de Dios; 2.  Yo reciba los sacramentos; 3.  Ojalá que no reciba la disciplina

El problema es que hay un reduccionismo en el concepto. Hemos reducido el trabajo de la iglesia a cosas que yo recibo. Reduccionismo es reducir.

Déjenme explicarles un poco cómo funciona el reduccionismo. Si le preguntan a un niño de 4 años ¿qué hace tu papá?, el niño probablemente va a responder:

Mi papá lee el periódico todos los días y cuando está en la casa se la pasa viendo tele en el sofá.  Ahh, también va a comprar las tortillas para el almuerzo.

Esto es un reduccionismo porque si es cierto que el papá del niño haga estas cosas, pero él hace más que eso.  Probablemente, el padre, trabaja y quizás estudia. Ahora, estas cosas el niño no las ve, solo ha visto lo que pasa en la casa. Entonces, el niño dijo la verdad, pero hay más verdad que lo que él dijo. El niño ha reducido el quehacer del padre a unas cuantas cosas. De la misma manera, funciona el reduccionismo en la iglesia.

La iglesia ha caído en este problema al reducir el evangelio a unas cuantas cosas. El problema es más grande de lo que pensamos porque creemos popularmente que la iglesia es para que yo reciba beneficios y no vemos nuestras obligaciones; mucho menos nuestra responsabilidad con el “Reinado de Jesús”

Es cierto que la iglesia está para dar esos beneficios, pero está para hacer más cosas.  El concepto desemboca en la llamada “Misión Integral”.

* En este artículo sigo las ideas de la Red del Camino y Carlos Herfst

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 802 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: